Hacer revisiones de ciberseguridad y mejorar las medidas de proteccion en la empresa pueden parecer un reto inalcanzable, pero no es así.

 

La ciberseguridad no solo está a disposición de las grandes empresas con extensos departamentos de informática y sistemas.

Te aseguro que no es de esta manera, desde hace años, trabajo con pequeñas y medianas empresas que consiguen hacer las cosas bien en cuanto a la ciberseguridad.

Lee este articulo y descubrirás que es posible, revisar la ciberseguridad está al alcance de todas las organizaciones y te explicaré como hacerlo de manera fácil y ágil.

Me gustaría explicarte, en primer lugar, cuáles son los magníficos beneficios de tener las correctas medidas de seguridad en la empresa y si crees que ya las tienes, te mostraré las razones por las que deberías hacer una revisión cuanto antes.

 

 

1. Reputación:

La reputación hay que trabajarla diariamente y aquí es donde necesitas ver que dicen de tu marca, cual es la satisfacción de tus clientes y que imagen transmites.

Revisar el contenido de tu empresa publicado en internet, revisar los comentarios de los clientes y colaboradores, eliminar contenido que pueda alterar tu marca y protegerla es fundamental para mantener tu reputación.

En el mundo digital no solo importa que hablen de tí, sino que, además, debes hacer que hablen bien.

2. Confianza:

La confianza es la madre de la seguridad. Y la confianza se da, pero antes, debe ganarse. Que el mercado confíe en tu empresa será la clave de tu negocio.

Y se trata de hacer las cosas bien hechas, de tener procesos y procedimientos adecuados a tu actividad.

Cuando una persona te entrega sus datos para que puedas desarrollar tu actividad, ganarse su confianza es fundamental si quieres seguir vendiendo.

3. Credibilidad:

Sabes que, si accede personal no autorizado a los sistemas informáticos, puede ocasionar graves problemas, desde la pérdida de datos a la pérdida de credibilidad.

Recuperar la credibilidad ante una pérdida de datos te llevará a solventar el problema para evitarlo en un futuro.

Antes de que esto ocurra, con las medidas de seguridad correctas, evitarás el coste incuantificable de una pérdida de credibilidad de tus clientes.

4. Protección:

Proteger los sistemas informáticos que mantienen la información, por supuesto, proteger al usuario y, por consiguiente, proteger a la empresa, es generar un estado de seguridad que te permitirá centrarte en aquello que dominas: tu negocio, tus clientes, tus productos y servicios y tú equipo.

5. Garantías:

Todas las actividades preventivas son necesarias para garantizar la protección, la confidencialidad y la privacidad de la información que necesitas para desarrollar tu negocio.

Debes ofrecer garantías incondicionales a tu equipo y al mismo tiempo, trasladarlas a tus clientes, proveedores y colaboradores.

El cumplimiento, sin duda las incrementará.

6. Integridad:

¿Qué pasaría si detectas que la base de datos de tus clientes no contiene toda la información necesaria para desarrollar una actividad de marketing?

¿Qué te parece si te falta información de tus proveedores para analizar las cifras de producto comprado?

Adoptar las medidas de seguridad para mantener la integridad de la información es fundamental para el tratamiento de los datos.

7. Disponibilidad:

Cuando recoges la información, la almacenas en tus ordenadores o en la nube, quieres tenerla disponible para cuando la necesites.

¿Te imaginas que un usuario de tu organización borra datos sensibles importantes para el desarrollo de tu negocio y que cuando vas a restaurar la copia de seguridad, los datos no se pueden recuperar?

¿Sabes cuál sería el coste de la pérdida?

8. Continuidad de negocio:

Imagínate por un momento que ocurre un desastre del tipo más común, un problema electromecánico con repercusión en las aplicaciones que tu empresa utiliza para tratar la información del negocio.

Piensa que pierdes los datos, ¿cuánto tiempo tardarías en reanudar la actividad?

¿Podrías seguir con tu negocio sin que el desastre te afecte? ¿Horas, días, semanas, meses? Pon un precio, dale un valor económico.

9. Cumplimiento legal:

Y después de todo esto, además sabes que existe una normativa legal, para asegurar el cumplimento de manera preventiva y proactiva.

El usuario también lo sabe y reconoce aquellos negocios que protegen correctamente sus datos y respetan sus derechos. Una fuga de información implicaría posibles sanciones.

 

Revisa la ciberseguridad y protege tu empresa.